La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que “la salud mental no es solo la ausencia de trastornos mentales. Se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera, y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

Estos son 10 datos que proporciona la OMS sobre la salud mental: 

Mujer en pose pensativa frente a un fondo gris neutral
  1. Se estima que alrededor del 20% de los niños y adolescentes del mundo tienen trastornos o problemas mentales: Cerca de la mitad de los trastornos mentales aparecen antes de los 14 años. La mayoría de los países con bajo o medio nivel de ingresos cuenta con un solo psiquiatra infantil por cada millón a cuatro millones de personas.
  2. Los trastornos mentales y los trastornos ligados al consumo de sustancias son la principal causa de discapacidad en el mundo.
  3. Cada año se suicidan más de 800,000 personas: El suicidio es la segunda causa de muerte en personas de 15 a 29 años. Existen indicios de que por cada adulto que se suicida, hay más de 20 que lo intentan. El 75% de los suicidios tienen lugar en países de ingresos bajos y medios.
  4. La guerra y las catástrofes tienen efectos importantes en la salud mental y el bienestar psicosocial. La incidencia de los trastornos mentales tiende a duplicarse después de las emergencias por desastres naturales y conflictos militares.
  5. Los trastornos mentales figuran entre los factores de riesgo importantes de otras enfermedades y lesiones. Los trastornos mentales aumentan el riesgo de contraer otras enfermedades como la infección por VIH, enfermedades cardiovasculares o diabetes.
  1. La estigmatización y la discriminación que sufren las personas con trastornos mentales y sus familiares disuaden a los pacientes de recurrir a los servicios de salud mental. La ignorancia y la estigmatización que rodean a las enfermedades mentales están muy extendidas…
  2. En la mayoría de los países son frecuentes las denuncias de violaciones de los derechos humanos de las personas con discapacidad mental o psicológica. Esas violaciones incluyen la reclusión y la privación de las necesidades básicas y la intimidad. Pocos países cuentan con un marco legal que proteja debidamente los derechos de las personas con trastornos mentales.
  3. Existen grandes diferencias en el mundo en la distribución de profesionales competentes en atención de salud mental. Los países de ingresos bajos cuentan con 0.05 psiquiatras y 0.42 enfermeras psiquiátricas por cada 100,000 habitantes, mientras que en los países de ingresos altos la tasa de los psiquiatras es 170 veces mayor y la de las enfermeras es 70 veces mayor.
  4. Para que aumente la disponibilidad de servicios de salud mental, hay que superar cinco obstáculos clave:
    • la no inclusión de la atención de salud mental en los programas de salud pública y las consiguientes consecuencias desde el punto de vista de la financiación;
    • la actual organización de los servicios de salud mental,
    • la falta de integración de la salud mental en la atención primaria,
    • la escasez de recursos humanos para la atención de salud mental y
    • la falta de iniciativa en el terreno de la salud mental pública.
  5. Los recursos financieros que se necesitan para que aumenten los servicios son relativamente modestos. 1,56€ por persona al año en los países de ingresos bajos y 2,47€ a 3,30€ en los de ingresos medios sería suficiente para aumentar la atención en las áreas referidas al cuidado de la salud mental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.